Origen del Santuario de Schoenstatt

Nace por la inspiración de Dios en el alma del P. José Kentenich, nuestro Fundador, el 18 de Octubre de 1914. El Padre José Kentenich le propone a un grupo de jóvenes convertir la capillita abandonada en un lugar de peregrinación y de gracias. Juntos le piden a la Sma. Virgen que se establezca allí y obre milagros de gracias, para todas las personas que creyentemente lleguen hasta ese lugar. Ese día se selló lo que después se llama Alianza de amor entre el P. Kentenich y la Santísima Virgen. Escuchemos algunas palabras de ese momento, que el Padre pone en boca de la Virgen:

“ Yo me estableceré con gusto entre ustedes. Pruébenme por hechos que me aman realmente y que toman en serio su propósito...”
— Primera Acta de Fundación

 Gracias propias del Santuario de Schoenstatt

Las gracias que la Sma Virgen quiere regalar en nuestros Santuarios, no son gracias de milagros físicos, sino de orden moral, de conversión, de transformación interior.

Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt  

  • GRACIA DE COBIJAMIENTO O DE ARRAIGO

Por medio de esta gracias, la Sma Virgen quiere regalarnos un encuentro muy profundo con Dios nuestro Padre. Nos quiere ayudar a  experimentar de una manera muy concreta su cercanía, su amor y su protección.

 


  • Gracia de la transformación interior

Por medio de esta gracia la Sma Virgen quiere ayudarnos a ser hombres y mujeres nuevos, hombres y mujeres santos, capaces de renovarse personalmente y capaces de renovar el mundo. Ella nos quiere regalar la luz y la fuerza que necesitamos para que nuestra vida se transforme de acuerdo al Evangelio, para que nos transformemos en cristianos auténticos.


Envios de Mater Peregrina

  • Gracia del envío o fecundidad apostólica

Ella quiere que le ayudemos, como instrumentos en sus manos, a enfrentar los grandes desafíos del momento actual. Quiere que le ayudemos en esta nueva evangelización a la que el Santo Padre nos ha llamado con tanta insistencia. Schoenstatt es un movimiento apostólico que quiere formar apóstoles; sino es un taller de apóstoles, que estén dispuestos, no solo a cambiar personalmente, sino a ayudar a otros a que también lo hagan.