Paraliturgia para el tercer domingo de junio 2015

MOVIMIENTO APOSTÓLICO DE SCHOENSTATT

Celebración de la Alianza

Junio de 2015

 

 

DE LA SEXTA CHARLA DEL PADRE JOSE KENTENICH

DE 27 DE JUNIO DE 1965

LECTOR I      Hoy en la celebración del mes de los Padres y de la Alianza de Amor de Schoenstatt, el Señor nos invita a pasar a la otra orilla, a dejar atrás todo a lo que estamos apegados sabiendo que confiando en su palabra podremos salir airosos del viento huracanado, que el que lleva el timón de nuestro destino no nos dejará sucumbir en el mar embravecido de tiempos desvinculados de Dios y de poca fe . Como nos advirtió en su palabra: "en los últimos tiempos se enfriará el amor ", ese en el cuál seremos examinados al atardecer.

LECTOR II     Dios el Señor de la historia, ése que viste a los lirios del campo, alimenta a las aves y sabe cuantos cabellos tenemos en la cabeza, con su divina providencia cuidará de cada uno de sus hijos y derrotará la tempestad que amenaza con arrebatarnos su amor de nuestros corazones.

LECTOR III    Nuestro Padre Fundador en este año nos ha estado formando espiritualmente con las charlas del "Juego del Amor." Cada tercer domingo hemos escuchado con atención su sabiduría y maestría en el conocimiento del ser humano en su relación con el Dios infinito y eterno en su juego con sus hijos para salvarlos. Sus charlas son un camino espiritual que señalan claramente por medio del juego o ideal personal de cada uno, los peligros que obstaculizan nuestro progreso, nuestra unión a la voluntad del Padre Dios y las actitudes, instrumentos y regalos que nos ayudan a salir victoriosos.

Escuchémosle y pongamos en práctica sus enseñanzas.

TODOS          Dichoso el que responde al Juego del Amor con habilidad y entrega.

LECTOR I      La liturgia es un camino pedagógico que nos prepara para vivir nuestro camino como cristianos. En la constitución de la liturgia, en un continuo juego entre Dios y la persona humana, tu y yo, en el juego del mundo de la salvación ahora, buscamos ver nuestra entera vida cristiana como un juego entre Dios y los seres humanos.

LECTOR II     También nos hemos estado familiarizando con las reglas y significado del Juego del Amor, que nos lleva a participar activamente y completamente en la liturgia, no como meros actos externos. Lo principal es experimentar, saborear la liturgia en nuestro corazón de manera que podamos llevar a cabo el penetrar más profundo en nuestras relaciones finales.

LECTOR  III   Nuestra felicidad en parte aquí en la tierra y en parte en el cielo va a la par con el juego. Hemos escuchado los requisitos, jugar con un desprendimiento profundo interior, liberados de las compulsiones innecesarias como aprendimos el tercer domingo de abril, desprendidos del amor propio y con alegría. El apóstol Pablo nos exhorta en Filipenses 4:4 "Regocíjense siempre en el Señor." Finalmente juega con ánimo, eso es con alma y valor.

LECTOR I      Nuestra vida cristiana tiene que estar gobernada por una continua apertura al Padre, disponibilidad, gozo, aún en los momentos más difíciles y en fidelidad al Padre. Este es un programa de vida para nosotros, una regla de amor. Una regla del juego que nos da suficiente quehacer para nuestra vida entera.

TODOS          Dichoso el que responde al Juego del Amor con habilidad y entrega.

LECTOR II     Ya hemos mencionado anteriormente que desde el comienzo al final, mi vida es una 'Divina Comedia." El poeta Dante vivió en un tiempo parecido al nuestro; existía una gran revolución dentro de los cristianos y dentro del catolicismo en sí. Los miembros individuales de la Iglesia se peleaban entre ellos mismos y se hacían pedazos unos a otros. El mismo Dante era una víctima de esta disputa, fue exiliado varias veces, forzado a ir de un país a otro. Existía mucha confusión como ahora.

Lector III          ¿Quién guía esta confusión humana, la comedia humana aquí en la tierra? Es el eterno Padre Dios. Incluye mi propia vida, es Dios quién juega el principal papel en este drama. Es el que creó el mundo, lo preserva y lo gobierna, también mi vida. Mantiene todos los hilos de la historia de mi vida en sus manos. Sabe como unirlos más de manera que demuestren su belleza en una obra maestra, en una obra de arte.

LECTOR I      De manera que podamos tener una visión interior más profunda en este proceso de vida podemos decir que nuestra vida se desarrolla de acuerdo al plan de Dios por toda la eternidad. Es un plan de amor, de sabiduría, de omnipotencia. Significa que me creó a mí, porque me ama desde toda la eternidad por ello toda mi vida debe desarrollarse de acuerdo a este plan de amor.

LECTOR II     Es un plan de sabiduría por el cuál nos creó a su imagen y semejanza, significa sobre todo que sembró un profundo amor en nuestro corazón. La fuerza, el poder del amor que es la misma fuerza del amor que es la esencia de su propio ser. Por lo tanto, el afecto básico de mi vida es mi poder de amar, este es el plan concreto que diseñó para mí. Lo prolonga de acuerdo al tipo y duración de la misión o Ideal Personal, que debo cumplir aquí en la tierra.

LECTOR III    El acceso a Dios no se da por la vía de la razón, de la experimentación científica o de la lógica filosófica. Conocer a Dios es una experiencia tan profunda como el amor. Sólo quién se ha sentido amado por Dios puede decir que lo conoce. Conocer a Dios y permanecer en El es experimentar el amor que procede de El. Es amor oblativo, es entrega de lo que se es, todo lo que se tiene, todo lo que se sabe, está al servicio de los hermanos. Sólo el que es capaz de despojarse de sí mismo, de salir al encuentro de los demás como María, ama de verdad. Los cristianos tenemos el gran desafío del Juego del Amor con Dios Padre.

LECTOR I      El Apocalipsis nos dice que al final de los tiempos se enfriará el amor. ¿Cuánto amor genuino, verdadero, tierno, conocemos hoy? Sin embargo la sabiduría de Dios implantó esta fuerza de amor en nuestro corazón.

LECTOR II     La pequeña Flor, Teresita, también se preguntó sobre el significado de su vida. Al fin encontró la respuesta: “ahora la tengo, mi misión consiste en ser el amor dentro de la Iglesia. El amor es el sentido de mi vida, pero amor heroico”.  

LECTOR III    Finalmente este es el sentido de la vida de cada uno. Necesitamos enfatizar que este drama, esta comedia, tenemos que jugarla de manera que se pueda entender. San Agustín dice, “El que nos creó sin nuestro consentimiento, no quiere guiarnos a la felicidad eterna sin nosotros”. Tenemos que cooperar, viendo nuestra vida bajo el punto de vista de un juego, de una comedia. Tenemos que complementar el amor del actor principal con nuestro propio amor personal, juego del amor.

TODOS :        Dichoso el que responde al Juego del amor con habilidad y entrega.

LECTOR I :    Dios me necesita precisamente a mí, de manera que pueda derramar su poder de amor. Me pide que ame con Él, por Él, todo lo demás. Ahora entendemos la frase “la historia de mi vida es una comedia divina”. Es nuestra tarea de dar color a los principales y subordinados papeles adecuadamente.

Primero: Debemos aprender a considerar que cualquier cosa que hagamos puede ser extraordinariamente heroica como insignificante. No podemos creer que seremos importantes, grandes si todo el mundo revuelve a mi alrededor, no, el mundo revuelve sólo alrededor del Padre Eterno. No daré mucha importancia a mis acciones, aún si doy mi vida.

Segundo: Aumenta, o sube su santidad, de una forma inteligente para alcanzar, progresar en su vida interior. Se imagina que es un niño parado abajo frente a una escalera, antes de subirla y lejos arriba está el Padre Dios Eterno con sus brazos abiertos deseando tener a su hijo consigo.

El niño parado abajo logra subir poco. Su mejor tarea consiste en estar con Dios. Ante su impotencia el niño abre sus bracitos y espera y espera hasta que al final el Dios eterno lo toma en sus poderosos misericordiosos brazos. ¿Entendemos como podemos combinar con armonía la divina comedia humana? Permitimos a Dios jugar el papel principal mientras nosotros jugamos el papel de subordinados, mientras somos sus pequeños compañeros, actuando seriamente pero dejando la actividad mayor, la mayor responsabilidad a Dios. Es Él que nos introduce en el mundo del amor.

TODOS :        Dichoso el que responde al Juego del Amor con habilidad y entrega.

LECTOR II:    Dios quiere atraernos a Él como un imán. Para asegurar la divina comedia, tenemos que nadar en el océano infinito de las misericordias de Dios. Debemos nadar en nuestro propio océano personal de debilidades y miserias. El fin es obtener una unión de amor entre el Padre y el hijo. Existe una gran ley para regular nuestra relación de amor. Como los antiguos romanos decían: "Si vis amari, ama ", Si quieres ser amado ama primero. Por lo tanto si Dios quiere tener nuestro amor y sabemos que Él lo desea, desea tener nuestro corazón totalmente, indivisiblemente, no tiene otro camino que amarnos.

LECTOR III    Dios cumple esta ley porque quiere nuestro amor, Él ama primero. Nos amó bajo grandes sacrificios, en la tierra con fidelidad y nos amará por toda la eternidad. Tenemos que darnos cuenta de todos los regalos de amor que el eterno e infinito Dios ha derramado sobre nosotros. Nadar en el océano de misericordia significa saborear todos los regalos de amor que Dios me ha dado personalmente.

LECTOR I      Una constante en nuestra vida cristiana es debilidades y misericordia. Como dice San Pablo: "a los que aman a Dios todas las cosas obran a su favor". Absolutamente todo. Tenemos que reconocer y aceptar nuestra vida, nuestra miseria y debilidad. Se nos pide que confiemos en todo momento que el Padre eterno, infinito y amoroso desea llamar a la pobre criatura hacía Él. Al reconocer nuestra debilidad nos atrae más profundamente a su corazón, después de todo, Él es el actor principal

LECTOR II     El Dios Padre no se presenta con un látigo en las manos, es el Dios infinito de amor. Si tomamos el mundo del amor con seriedad lograremos vivir como hijos tres veces admirables con una sonrisa divina, mártires tres veces admirables con una sonrisa constante, y víctimas de un amor misericordioso y un amor infinito. Santos heroicos de la vida cotidiana. Un gran mundo yace escondido detrás de estas tres expresiones.

Todos:

Querida Madre Tres Veces Admirable y Reina de Schoenstatt:

Tres Veces Admirable Madre y Modelo de una sonrisa constante,

Transfórmame a mí también en un niño con una constante sonrisa

y en una víctima del amor misericordioso de Dios. Amén

 

PETICIONES

 

LECTOR III    Que la Madre Tres Veces Admirable bendiga y guíe a todos los padres y les

conceda ser padres a semejanza del Padre Dios en este mes y siempre.

TODOS :        Que desciendas Bendiciones, traigan paz y ricos dones a los que se han

consagrado a la Madre y su reinado.

LECTOR III    Para que aprendamos a agradecer el amor infinito, las bendiciones de la Divina Providencia y la ayuda del prójimo.

TODOS          Que desciendan bendiciones, traigan paz y ricos dones a los que se han consagrado a la Mater y su reinado.

LECTOR III    Agradezcamos que el Padre Dios nos regalara al Padre José Kentenich, guía espiritual.

TODOS          Que desciendan bendiciones, traigan paz y ricos dones a los que se han consagrado a la Mater y su reinado.

LECTOR III    Para que aceptemos nuestra nada y miseria y la entreguemos a la misericordia

y ternura del Creador.

TODOS          Que desciendan bendiciones, traigan paz y ricos dones a los que se han consagrado a la Mater y su reinado.

LECTOR III    Para que pasando a la otra orilla nos desprendamos de todo aquello que nos

separa de Dios para salir airosos en estos tiempos huracanados.

TODOS          Que desciendan bendiciones, traigan paz y ricos dones a los que se han consagrado a la Mater y su reinado.

Renovamos nuestra Alianza de Amor con la Madre y Reina Tres Veces Admirable de Schoenstatt.

Oh Señora mía…