Año Padre José Kentenich

P. J. K.jpg

Reflexión sobre el Año del 50 Aniversario de la Muerte del Padre Fundador

En la Reflexión que hicimos al cumplirse 40 años de la muerte de nuestro Padre Fundador en el 2008, se escribió una Carta a los Dirigentes con motivo del regalo que la Familia de Puerto Rico quería hacerle a nuestro Padre Fundador: las facilidades que cobijan los Tesoros del Padre que recibimos como Familia para ser guardados y custodiados por la gentileza de la Sra. Hilda Pagán.

 

2007-2008

           

La historia de las corrientes espirituales en nuestra Familia se puede contemplar a través de los cuarenta años en los que la Familia ha formulado unos lemas tan inspiradores…

En este próximo año 2008-2009 decimos a una voz: 

 

Padre, desde el Santuario Hogar,

en Familia, llevamos tus tesoros a la Iglesia

 

¿Qué significa la palabra “Padre” en nuestro lema?

 

¿Quién no va a ser filial frente a un alma tan paternal como la del Padre Kentenich? Si miramos su primer intercambio con los jóvenes del seminario poco después de su nombramiento en el 1912, ya vemos despuntando en horas tempranas de su vida como director de almas el don de su llamado a transparentar la paternidad divina:

 

"...Y ahora llega mi nombramiento como director espiritual, completamente sin mi querer. Entonces debe ser esta la voluntad de Dios. Por eso, lo acepto firmemente decidido a cumplir con todos mis deberes para con ustedes, con cada uno. Aquí me tienen, estoy a su disposición con todo lo que soy y poseo: mi saber y mi ignorancia, mi poder y mi impotencia, pero sobre todo les pertenece mi corazón…"

 

El 15 de septiembre deeste añola familia de Schoenstatt a nivel internacional celebró 40 añosdelfallecimiento del Padre Fundador.  Ese aniversario inspiró en nosotros el renovadofervor de nuestros pioneros, quienes en el 1968 esperaban por el Padre para que visitara su Familia.  Nos cuentan que hasta Don Inocencio Cintrón, de feliz memoria, le habíapreparado una habitación al Padre en Barranquitas. Nos dicen que en Ponce habían comenzado a hacer arreglos para que el Padre fuera a laUniversidadCatólica. Nos cuentan de la tristeza tan grande de todos cuando les llegó la noticia de que el Padre Kentenich había fallecido. Verdaderamente, elPadre Fundador estaba en lo cierto cuando dijo alos puertorriqueños en su visita a Nueva York que nuestra alma esgenuinamente filial.

 

"No sé cómo sucede eso que, a pesar de vivir tan lejos los unos de los otros, de repente, nos sentimos tan unidos. Si comprendo bien, me parece haber dos motivos que hacen posible esta realidad. El primer motivo es éste: Dios nos ha dado a nosotros, como latinos o hispanos, especialmente como puertorriqueños un especial espíritu filial."

 

Desde entonces el corazón del Padre Fundador ha sido el punto de partida para toda la historia de nuestra Familia en Puerto Rico, para todo el desarrollo espiritual de los hijos de la Mater. No nos cansaremos de llamarnos Hijos del Padre e Hijos del Exilio.

 

2017-2018

 

Padre, tu carisma guie la Familia hacia tiempos de esperanza

 

En este año proclamado por la Presidencia General como Año Padre José Kentenich, inspirados por nuestro lema, queremos proclamar la persona y la misión del Padre Fundador a todo el mundo. Proclamar la persona del P. José Kentenich es proclamar a Schoenstatt. ¿Recuerdan la anécdota de la Hna. M. Petra en la que ella le dice al Padre Fundador: “El Padre es Schoenstatt” y él responde afirmativamente? Hace muchos años atrás el P. Menniguen explicó a las Hermanas que Jesucristo proclamó el Reino de Dios siendo el mismo la plenitud del Reino de Dios. Proclamar el Reino de Dios es proclamar a Cristo y añade que en un nivel infinitamente inferior sucede lo mismo con el Padre Kentenich quien encarna a Schoenstatt. Por lo tanto cuando aceptamos a Schoenstatt como nuestra misión estamos aceptando la persona del Fundador.

 

El P. Kentenich fue un elegido por Dios para formar a la persona nueva en la nueva comunidad. Sin embargo, él mismo llegó a ser esa nueva persona en la comunidad nueva.

 

¿Cómo nos vinculamos al Fundador? En primer lugar, conociéndolo, descubriendo su carisma y su misión; segundo, dejándonos encantar por la misión, aceptar su misión y con ella su persona, y finalmente entregarnos por su misión, dándolo todo inclusive la misma de vida, de ser necesario. Ejemplo son los héroes de Schoenstatt, en especial José Engling.

 

Durante este Año Padre José Kentenich queremos proclamar su persona y su carisma a todos y ponerlo al servicio de la Iglesia. La Presidencia General nos sugiere que este año todos nos reunamos como Familia, el 15 de septiembre, en los Santuarios, pero el año que viene, el 15 septiembre, nos reunamos en la celebración de la Santa Misa en las catedrales. Es un acto simbólico porque este año comenzamos y salimos del Santuario a proclamar a Schoenstatt y a su fundador. Ese mensaje debe llegar a la Iglesia por medio de nuestro apostolado, por ejemplo, por medio del apostolado con las familias.  La Santa Misa en la Catedral de Mayagüez y en cada una de las diócesis de Puerto Rico, el 15 de septiembre de 2018, no pueden ser simples actos.  No, debe ser un mero acto importante.  La meta es que después de un Año Padre Kentenich su carisma debe llegar a todas partes de la Iglesia en Puerto Rico como un servicio que nosotros le brindamos a ella. Pero de nada vale proclamar el carisma del Padre Fundador si en la vida no se vive su carisma.

 

Es esencial, por eso, que cada schoenstattiano se dé a conocer por su estilo de vida. Por lo que el Encuentro de la Familia de Schoenstatt en la Catedral debe ser una expresión de una realidad: que el carisma del P. Kentenich ha llegado a la Iglesia.

 

Algunas sugerencias para el Año Padre José Kentenich propuestas para ser realizadas en el Santuario Nacional:

 

1.     Dedicaremos el primer domingo del mes al P. José Kentenich de manera especial. Compartiendo de su vida unos minutos antes de las doce del mediodía, repartiendo hojas para que pidan un milagro por intersección del P. José Kentenich y otras de acción de gracias. Rezar por la canonización del P. Kentenich.

2.     Ofrecer la Santa Misa por su canonización los 15 de cada mes en las diferentes parroquias a las cuales los miembros de la Familia pertenezcan.

 

El 15 de septiembre de 2017 en el Santuario de Schoenstatt en Cabo Rojo se va conmemorar de la siguiente manera:

            6:00 p.m.        Hora Santa por la canonización del P. José Kentenich

            7:00 p.m.        Santa Misa por la canonización del P. José Kentenich

            8:00 p.m.        Video del testimonio de la Hna. M. Petra

 

Conclusión

 

En el 2008, con motivo del 40 aniversario de la muerte de nuestro Padre Fundador, le regalamos al Padre, los Tesoros del Padre.  En este año en que nos preparamos para cumplir los 50 años de su muerte nos preguntamos:

¿Con qué regalo podemos marcar este Año de Jubileo?

¿Podría ser, transformar el Memorial del Padre en el Memorial de los hijos?

 

Tengamos esta pregunta en mente para discutirla en nuestras reuniones de grupo, Consejos y, sobre todo, en nuestra Jornada de Dirigentes.