Feliz Día de la Alianza Abril 2018

CELEBRACIÓN DE LA ALIANZA DE AMOR

DOMINGO 15 DE ABRIL DE 2018

Basado en pensamientos del P. José Kentenich

LECTOR I Cae una lluvia de bendiciones en este mes de abril en que celebramos los 50 años de la partida del Padre Fundador al experimentar su presencia en nosotros, sus hijos; presencia que abre nuestros corazones –muchas veces cerrados al regalo de la CONFIANZA DIVINA- para que reconozcamos en ese regalo el pilar de toda relación familiar.

LECTOR II CONFIANZA DIVINA, aceite de solidaridad que no es un acto de escritorio, se teje desde nuestras diferencias grandes y pequeñas para formar un solo corazón con el Padre y así conquistar corazones para la Alianza que santifica nuestra vida heroica cotidiana donde las llagas nos hacen solidarios para luchar y vencer.

LECTOR III ¿Cuál es nuestra contribución como hijos del Padre Fundador? ¿Vivo la Alianza de Amor en CONFIANZA DIVINA a medias? ¿Es para mi un “hobby"? ¿Vivo bajo la protección de María o bajo los dictámenes del mundo? ¿Somos la "resultante creadora" de la obra del Padre, de su capital de gracias? ¿Estamos conscientes de ello, hemos respondido en cabalidad al don, al regalo, a la misión? ¿Cómo lo hemos llevado a cabo desde la estructura de Schoenstatt donde la Mater nos ha sembrado? ¿Hemos sido fieles, fríos ó calientes, mediocres o entusiastas?

LECTOR I El año 2018, es un año para examinar nuestras consciencias como hijos "sencillos, fieles y tontos", evaluar, meditar y corregir, encauzar nuestra vida de Alianza de Amor en Schoenstatt. Año para mirar con los ojos de Dios y así poder contribuir a la extensión de su reino, para que “vuelvan a llenarse las amplias naves de la santa Iglesia y que alabanzas circunden” el trono de Dios. Sabiendo que, "Aún en las tormentas y en los peligros guardarás [Madre], fidelidad perenne a la Alianza que sellaste con nosotros y que con tantas gracias, tú has bendecido". (J. Kentenich, Hacia el Padre)

TODOS MADRE, ÚNENOS EN COMUNIDAD SANTA; DANOS CONSTANTE PRONTITUD PARA EL SACRIFICIO, ASÍ COMO NOS LO EXIGE NUESTRA SANTA MISIÓN. (J. Kentenich, Hacia el Padre)

LECTOR II Desde la cárcel de Coblenza el Padre Kentenich escribió lo siguiente: "Estoy dispuesto a soportar la falta de libertad en todas las formas posibles, hasta el fin de mi vida, si con ello pago el precio necesario para la perdurabilidad, la santidad y la fecundidad de ustedes y de toda la Familia, hasta el fin de los tiempos. Lo que aspiramos alcanzar con nuestra Familia, y como lo queremos lograr, es algo tan excelso, que sólo es posible realizarlo con gracias extraordinariamente grandes. Esto no deben olvidarlo nunca. ¿Escuchamos? Quién ama a la Familia se considera feliz de poder darlo todo por ella. Lo más valioso que posee el hombre es su libertad. Con sincero y ardiente amor ofrezco esta libertad, para que el Dios lleno de bondad les regale, con abundancia y para todos los tiempos, el espíritu de libertad de los hijos de Dios que tan ardientemente he anhelado para ustedes."

LECTOR III Agradezcamos con nuestra CONFIANZA DIVINA y fidelidad perpetua por todo lo que le tocó vivir al Padre Kentenich como "prenda de rescate" por nosotros. Se hace extensivo a nosotros y por nosotros a los nuestros y a las futuras generaciones de la Familia con un "SÍ" filial, vigoroso y permanente.

TODOS MADRE, ÚNENOS EN COMUNIDAD SANTA; DANOS CONSTANTE PRONTITUD PARA EL SACRIFICIO, ASÍ COMO NOS LO EXIGE NUESTRA SANTA MISIÓN. (J. Kentenich, Hacia el Padre)

LECTOR I En tiempos de cambio los grandes exploradores de la humanidad sintetizan las fuerzas creadoras del pasado en su persona y su obra. Superan el presente con sus penurias y crisis y anticipan el futuro en forma original. Ellos son el árbol del pasado, la flor del presente y la semilla del futuro. Son un regalo especial de Dios a la humanidad. Puede ser rogado, puede ser perdido por superficialidad y rechazado, pero siempre sigue siendo un regalo libre del cielo a la tierra.

LECTOR II ¡Ay del tiempo que se hace indigno de estas personalidades, que apedrea a sus profetas ó no les quiere escuchar, que no saca el calzado de sus pies, y no se inclina con reverencia ante su grandeza y su misión!

LECTOR III En la vida del Padre Kentenich encontramos sucesos a través de los cuales cooperó con el plan de Dios determinando la existencia de un movimiento de renovación dentro de la Iglesia.

En su vida identificó cuatro momentos como hitos en el desarrollo de su obra y de su misión. LUZ, CONFIANZA, FUERZA Y VICTORIOSIDAD DIVINA. Identifica tres elementos sencillos que nos permiten reconocer los momentos en que Dios irrumpe en la historia de forma definida contando con nuestra cooperación humana.

LECTOR I Podemos identificar tres elementos en su obra:

LA MAGNITUD DE LAS DIFICULTADES

LA PEQUEÑEZ DE LOS INSTRUMENTOS

Y LA GRANDEZA DE LOS RESULTADOS

Todos parte de la "resultante creadora" que se repiten en cada momento de la historia de Schoenstatt, en cada paso de nuestra historia personal y comunitaria en la Alianza de Amor.

LECTOR II El Padre Kentenich, Profeta de María, trazó un plan, un programa de vida, una pedagogía y espiritualidad para su tiempo y los tiempos venideros que nosotros sus hijos hemos aceptado sellando Alianza de Amor con la TRES VECES ADMIRABLE, MADRE, REINA Y VICTORIOSA DE SCHOENSTATT, templo y sagrario de la Santísima Trinidad. En el Santuario hemos sellado una Alianza con un "SÍ" sostenido y con un "PADRE, VAMOS CONTIGO". Lo que hemos heredado, luchemos por poseerlo.

LECTOR III Hay eventos que, como banderas, han marcado la trayectoria por la que Dios ha conducido la obra, la misión desde los comienzos. En cada uno el Padre Fundador colaboró junto a su Familia de Schoenstatt con el plan divino permitiendo que se cumpliera la voluntad de Dios. De las adversidades se obtuvieron bendiciones, de las pruebas fructificaron en victoria para Dios en el corazón de sus aliados, la Familia de Schoenstatt.

LECTOR I El Padre Kentenich, escogido por Dios y su Santa Madre para ser fundador de Schoenstatt, por ser instrumento escogido, el canal por medio del cual Dios nos comunica su plan y la meta que la Familia ha de seguir confiando en la Divina Providencia en CONFIANZA DIVINA.

LECTOR II No tenemos que buscar y preocuparnos, tenemos la certeza, la seguridad de que nuestro Padre Fundador por haber vivido la santidad de la vida diaria, por haber estado abierto a la gracia divina nos guía y conduce por el camino recto del cielo con inmensa sabiduría y discernimiento. Guiar las almas hacia el Padre Dios por medio de María Santísima era regalo del Espíritu Santo que le invadía.

LECTOR III Nuestro compromiso es vivir sus enseñanzas manifestado en nuestro estilo de vida mariano; es vivirlas siendo fieles a nuestra Alianza de Amor para conquistar su pronta canonización. ¡PONGAMOS MANOS A LA OBRA CON LA GRACIA DE DIOS!

TODOS MADRE, ÚNENOS EN COMUNIDAD SANTA; DANOS CONSTANTE PRONTITUD PARA EL SACRIFICIO, ASÍ COMO NOS LO EXIGE NUESTRA SANTA MISIÓN. (J. Kentenich, Hacia el Padre)

PETICIONES

1. Para que podamos reconciliar nuestras pequeñas y grandes diferencias ya así formar un solo corazón con el padre y hacer una realidad la solidaridad en nuestra Familia de Schoenstatt.

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

2. Para que en este año del 50 aniversario de la partida del Padre Fundador a la Casa del Padre Celestial logremos evaluar, meditar, corregir y encauzar nuestro compromiso de Alianza de Amor.

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

3. Para que sepamos agradecer al Padre Fundador su sacrificio heroico de entregarse como "prenda de rescate" para que sus hijos pudieran ser libres interiormente ayer, hoy y siempre.

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

4. Para que no desperdiciemos la oportunidad que se nos regala de poder contribuir a la "resultante creadora" unidos a los cuatro hitos de Schoenstatt que nos impulsan a la conquista de la santidad heroica de la vida diaria en el camino al cielo.

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

5. Para que nuestro compromiso de Alianza de Amor produzca frutos de ser ejemplos de autenticidad cristiana y mariana de manera que conquistemos la pronta canonización del Padre Kentenich

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

6. Para que ante la magnitud de las dificultades que se nos presentan de todas partes y de todas formas podamos permanecer fieles a Dios, a su Iglesia y a Schoenstatt en confianza divina.

TODOS Padre, tu carisma guie la Familia hacia la confianza divina.

Renovamos nuestra Alianza de Amor con la Madre, Reina y Vencedora Tres Veces Admirable de Schoenstatt, rezando juntos, Oh Señora mía...