FELIZ DÍA DE LA ALIANZA FEBRERO 2018

MOVIMIENTO APOSTÓLICO DE SCHOENSTATT, PUERTO RICO

Celebración de la Alianza de Amor

18 de febrero de 2018 Basado en pensamientos del P. José Kentenich

Cantar el lema: Padre, tu Carisma guie la Familia hacia la Confianza Divina

LECTOR 1 Vivimos esta Cuaresma con un nuevo lema "PADRE TU CARISMA GUIE LA FAMILIA HACIA LA CONFIANZA DIVINA " y lo hacemos en unión a la celebración del 50 Aniversario de la partida del Padre Fundador hacía el eterno Schoenstatt.

LECTOR 2 Cuaresma, camino duro y exigente del desierto del peregrinaje como el que recorrió el Padre Fundador desde su nacimiento hasta su muerte.

LECTOR 3 Cuaresma, época de sacrificio y decisión que reclama conversión: "Arrepentíos porque el reino de los cielos está cerca;" ruptura con el pecado que nos ata con sus múltiples tentáculos cada vez más ingeniosos, con el desorden, la confusión, con el hombre viejo. Mientras una voz clama, “Reparad los caminos torcidos de nuestras actitudes negativas que deforman nuestra alma, robándole su belleza de gracia divina.”

LECTOR 1 Cuaresma que debemos vivir cada día para santificarnos, exige concentración, conciencia de lo que somos, atención y esfuerzo constante. Exige frenar, evaluar, rectificar. Adquirir un estilo nuevo, una fuerza nueva, dinamismo, capacidad para vencer el mal, para desprendernos de los obstáculos que nos detienen y nos alejan de Dios.

LECTOR 2 La Cuaresma exige cambiar nuestro corazón de piedra por un corazón nuevo de carne. Adquirimos así una madurez cristiana, mariana, llevando la cruz con perseverancia, con alegría, con “confianza divina” que haga una realidad las palabras del Evangelio "DICHOSOS LOS QUE CREEN, SIN HABER VISTO" (Juan 20-29) Y nosotros añadimos: " los que confían sin haber recibido", "PEDID Y SE OS DARÁ, TOCAD A LA PUERTA Y SE OS ABRIRÁ".

LECTOR 3 SCHOENSTATT es testimonio de "confianza divina" para el mundo en crisis que ha perdido otra vez el "Paraíso Terrenal," ha perdido la confianza en todos los aspectos de la vida cotidiana y pública. Nos unimos al Padre Fundador para testimoniar nuestra "confianza divina".

TODOS: EL PADRE TIENE EN SUS MANOS EL TIMÓN, AUNQUE YO NO SEPA EL DESTINO NI LA RUTA

LECTOR 1 Recordando a la Madre Afligida María, en el Calvario del corazón de Catalina Kentenich brilló una luz de "confianza divina" y entregó a la Mater a su pequeño hijo José de sólo nueve añitos. En ese momento sagrado de entrega el niño recibió la misión hermosa y grandiosa (porque Dios escoge a los humildes y a los pequeños) de dedicar su vida a hacer brillar especialmente en el horizonte de nuestro tiempo la "GRAN SEÑAL" MARIA, señal de "confianza divina."

LECTOR 2 El Padre Kentenich poseía la firme convicción de que Dios quería mostrar en María lo que pensó sobre el ser humano cuando lo creó y redimió. Quería mostrar su "obra maestra": la

MOVIMIENTO APOSTOLICO DE SCHOENSTATT, PUERTO RICO

creatura humana que se abrió plenamente a la gracia redentora que Dios nos regala en Cristo Jesús y que –por eso- ella era la más rica en humanidad.

LECTOR 3 La gracia presupone la naturaleza, la sana, la eleva y perfecciona. Este principio fundamenta su visión personalista que verifica plenamente en María. Todo lo humano, la persona humana, quiere ser asumida por Cristo Jesús.

LECTOR 1 Si lo humano no fuera asumido por lo divino, entonces sería asumido por un espíritu mundano que en lugar de enaltecerlo lo denigraría. Queremos ser hombres y mujeres del más allá, anclados en el mundo sobrenatural, para cumplir la voluntad de Dios y no ser obstáculo a su obra.

TODOS: EL PADRE TIENE EN SUS MANOS EL TIMÓN, AUNQUE YO NO SEPA EL DESTINO NI LA RUTA

LECTOR 2 El Padre Fundador con claridad de mente y espíritu entendió la tarea a la que Dios le había encomendado, conducir innumerables hombres hacía una entrega total al Dios eterno e infinito; en hacerles que se encuentren en su casa en el mundo y en la realidad del más allá.

LECTOR 3 Esta tarea dada al Padre Fundador no es sólo para él sino para todos aquellos que con él actúan como conductores de la familia de Schoenstatt. Enorme responsabilidad, compromiso, entrega para los "sencillos, fieles y tontos" tú y yo, hoy, ahora y siempre en Alianza de Amor filial y fiel para construir un mundo nuevo y ponerlo a los pies de Dios, para participar en la gran misión de la Santísima Virgen, la Gran Señal, para nuestro tiempo.

LECTOR 1 Decía el Padre Kentenich, " Vemos como el occidente camina a la ruina y creemos que estamos llamados desde aquí a realizar un trabajo de salvataje, de construcción y de edificación." Estas son palabras tan propias para Puerto Rico después de los huracanes que con gran violencia arrasaron con nosotros. El Padre Dios nos ha confiado una gran tarea para aquí y para todo el mundo.

LECTOR 2 Schoenstatt con la espiritualidad y pedagogía del Padre Fundador, asume su carisma reconociendo su desvalimiento con "confianza divina" para llevar a cabo la tarea de rescatar al mundo para una Cultura de Alianza que vincule a la humanidad a Dios.

LECTOR 3 En este momento histórico en la vida de la familia del Padre Kentenich en el mundo entero, lo hacemos principalmente con una "confianza divina" que brota de una relación íntima con Dios por medio de su Madre Tres Veces Admirable desde una humilde capillita, el Santuario.

TODOS: EL PADRE TIENE EN SUS MANOS EL TIMÓN, AUNQUE YO NO SEPA EL DESTINO NI LA RUTA

LECTOR 1 La "confianza divina" es la razón por la cual tenemos la certeza de su promesa, aunque como la fe, sea como un granito de mostaza es certeza firme de que Dios tiene su hora, su criterio, su momento, no se agota, no se cansa, es fiel, siempre crea, ama y perdona.

LECTOR 2 Sabemos que aunque Dios tiene su hora, hay una intercesora poderosa que confiando en ella podemos lograr que el Señor adelante su hora como sucedió en la boda de Caná de Galilea. No una tinaja con vino ofreció siete, el mejor de la fiesta y así en nuestras vidas si confiamos.

LECTOR 3 El Padre Kentenich no dudó un sólo momento de su vida en que la "confianza divina" sería victoriosa porque vivía a plenitud su Alianza de Amor con la Mater, y la fue profundizando día a día a través de las tormentas inclementes de su existir. Estas las aceptó como peldaños para vencer los obstáculos que le impidieran cumplir su misión.

LECTOR 1 Por medio de su diálogo en el "Hacía el Padre" nos lleva a descubrir su amor incondicional como hijo predilecto del Eterno Padre Dios, a valorar, seguir, obedecer y cumplir la Palabra, que hace aceptar con humildad para recibir transformación del corazón.

LECTOR 2 La "confianza divina" es la parte del Carisma del Padre que nos capacita para ordenar la vida según el criterio de Dios y no desviarnos del camino recto que conduce al cielo. La “confianza divina” nos cobija, nos transforma y nos envía.

LECTOR 3 El Padre se abrazó a esa "confianza divina" y nos invita a nosotros hoy a unirnos así al “SÍ” sostenido de María. Su santidad consistió en este abrazo filial a su Madre durante su tiempo en el orfanato, sacerdocio, Alianza, fundación, extensión del reino de Schoenstatt, Exilio, regreso a Alemania y partida final.

LECTOR 1 No hay palabras para agradecer al Padre Eterno y a la Madre Tres Veces Admirable y su Divino Hijo, al Espíritu Consolador por el regalo valioso y precioso de Nuestro Padre Fundador, Padre José Kentenich, siervo de Dios.

Como cartas de presentación, testigos de su Alianza de Amor con María, y fieles hijos del Padre, nos urge conquistar su canonización esforzándonos más que nunca para lograrlo como flores del Jardín de María cultivado por nuestro santo Jardinero. Que así sea.

TODOS: EL PADRE TIENE EN SUS MANOS EL TIMÓN, AUNQUE YO NO SEPA EL DESTINO NI LA RUTA

PETICIONES

PARA QUE EN ESTA CUARESMA VENZAMOS LAS TENTACIONES DEL DESIERTO POR MEDIO DE NUESTRA ALIANZA DE AMOR.

TODOS: PADRE TU CARISMA GUIE LA FAMILIA HACIA LA CONFIANZA DIVINA

PARA QUE EN ESTE AÑO DEL ANIVERSARIO DE LA PARTIDA DEL PADRE FUNDADOR HACIA EL ETERNO SCHOENSTATT LA "CONFIANZA DIVINA" NOS IMPELE A CONQUISTAR SU PRONTA CANONIZACIÓN.

TODOS: PADRE TU CARISMA GUIE LA FAMILIA HACIA LA CONFIANZA DIVINA

PARA QUE ESTE AÑO DE CELEBRACION HAGAMOS UNA REALIDAD NUESTRO COMPROMISO EN LA MISION DEL PADRE DE CONQUISTAR Y VINCULAR A LOS HOMBRES A DIOS PARA CONSTRUIR UNA NUEVA COMUNIDAD.

TODOS: PADRE TU CARISMA GUIE LA FAMILIA HACIA LA CONFIANZA DIVINA

PARA VINCULARNOS CADA DIA A LA MADRE TRES VECES ADMIRABLE ROGANDO INTERCEDA ANTE SU DIVINO HIJO POR NUESTRO PUERTO RICO Y SUS HABITANTANTES CON NECESIDADES MATERIALES PERO MUY NECESITADOS ESPIRITUALMENTE DE RENOVACION MORAL Y RELIGIOSA.

TODOS: PADRE TU CARISMA GUIE LA FAMILIA HACIA LA CONFIANZA DIVINA

Renovamos nuestra Alianza de Amor con la Madre, Reina y Vencedora de Schoenstatt, la Reina de la Alianza de Amor en la Victoriosidad Divina, rezando juntos, Oh Señora mía...