Feliz Día de la Alianza



IMG_3028.jpeg

Celebración de la Alianza de Amor

16 de diciembre de 2018

Basado en pensamientos del P. José Kentenich 



Cantar el lema: Padre, en amor vamos contigo a servir a la Iglesia.

Peregrinamos

LECTOR I Hemos llegado casi al final del año 2018, año de muchos retos, post huracanes no sólo del tiempo, sino en diferentes áreas de la existencia, en la económica, social, educativa, salud, gobernación, seguridad de la vida y la propiedad, vivienda, religiosa y moral. No nos podemos sorprender pues la vida del cristiano descansa sobre la Cruz de Cristo que nos dijo   "el que quiera seguirme, tome su cruz cada día, y sígame". (Mt 16:24) No dijo alguna vez en tu vida, en una época, dos semanas, o tres días, no, dijo "cada día."

No estamos solos en la lucha, nos acompañan los instrumentos que nos fortalecen, nos capacitan, nos preparan para enfrentar cada obstáculo grande, mediano, pequeño que habremos de encontrar en el camino al cielo.

LECTOR II Nosotros, privilegiados contamos con la espiritualidad del Padre Fundador que en Alianza de Amor hemos vivido profundamente este año y que es nuestro regalo al Niño Dios en la festividad de su venida al mundo para salvarnos.

Jesús, el Señor desde los brazos de la Mater nos bendice y desde su Santuario, pequeño Belén, provee la fuerza, luz, formación, guía, consuelo, comprensión, verdad y vida, Cobijamiento, Transformación Interior, y Fecundidad Apostólica para conquistar corazones dispuestos a entregarlo todo por el reino de Dios que desde ya se establece en la tierra. ¡Que alegría y agradecimiento !

TODOS: GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

LECTOR III Nuestro Padre Fundador así como nosotros también encontró espinas y escollos en su caminar por el Reino de la Mater. Él lo ofreció todo por nosotros sus hijos y este ofrecimiento nos fortalece para continuar el camino sin desfallecer, de pie ante la Cruz como María.

LECTOR I Ya en el 1948 el "PROFETA DE MARIA” nos advierte " Nos acercamos con velocidad increíble a una desintegración revolucionaria de todas las formas de vida.  Es como un fuego devorador que, como un veneno mortífero traspasa todo el cuerpo de la sociedad, lo enferma de modo casi incurable y lo empuja hacía la ruina, hacía el nihilismo." Así estamos, el tiempo ha llegado, y nuestro Padre lo advirtió.

LECTOR II En 1965 cuando ocurrió el Segundo MILAGRO DE LA NOCHEBUENA, el Padre escribió una carta que resume y explica el dolor y los frutos de su estadía en Milwaukee, destacando como fruto más importante la experiencia vital del Padre Dios y su amor misericordioso.  Pocos meses después sellará solemnemente en nombre de toda la familia, una Alianza con Dios Padre, con el Padre Misericordioso.

LECTOR I Cuando contemplamos al niño en el pesebre, indefenso, pequeño, dependiente de un padre y una madre, dependiente de los acontecimientos favorables o adversos de su tiempo, pensamos con agrado en la infinita misericordia de Dios Padre que nos lo envía para salvar a la humanidad caída por el pecado.  Comparte su divinidad con nosotros, su solidaridad con el hombre de barro, pero hecho a su imagen y semejanza, establece morada, acampa entre nosotros, se hace personal, hermano, uno de nosotros. Ante este cuadro inclinamos nuestras cabezas y doblamos rodillas en el duro suelo reconociendo nuestra pequeñez abismal y ADORAMOS.

TODOS: GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

LECTOR II En su carta el Padre Fundador escribió:

 “La debilidad conocida y reconocida del hijo se convierte en la omnipotencia del hijo y la impotencia del Padre. Con esto queda caracterizada simultáneamente la nueva imagen del hijo, es la que pudimos vivir, experimentar, en los últimos catorce años y que queremos legar a las generaciones venideras. ¿Lo hemos experimentado sus hijos?

Nuestra imagen de la comunidad manifiesta rasgos supratemporales enmarcados en el contenido integral de nuestra Alianza de Amor. Desde un principio supimos que al hacer la Alianza de Amor con nuestra querida Madre Tres Veces Admirable deberíamos considerarla como expresión, protección, seguro y medio para llegar a la Alianza de Amor con la Santísima Trinidad y también entre nosotros.

Todos formamos una inefable Comunidad de Destinos, de misión, y de corazones, como resulta difícil hallar en otra parte. Todos hemos llevado la misma cruz, la cruz que, desde la eternidad está pensada para el Padre de la familia, que a su debido tiempo, fue colocada sobre sus hombros. Y el peso de la cruz disminuye porque nadie tuvo que llevarla solo. De esta forma vivimos en una comunión espiritual con, en y por los demás, que nos hace comprender cuál es la imagen del hombre nuevo.  Al mismo tiempo presentimos que nos acercamos a un ideal al que aspira la Iglesia de hoy y de mañana, impulsada interiormente y con derecho a que se le pueda aplicar el elogio "MIRAD COMO SE AMAN". Así es que anhelamos servir a la Iglesia con el Padre Fundador y como él lo hizo, con amor.”

TODOS: GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS Y PAZ EN LA TIERRA A LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD

LECTOR I Que el Padre Fundador nos hable de nuevo en estas Navidades para que que apoyados en él podamos superar los obstáculos que nos impiden la realización del Milagro. Que la Mater obtenga para nosotros la gracia del reconocimiento de nuestra desvalidez ante la Misericordia de Dios.

LECTOR II En su carta el Padre nos habla bellamente de la solidaridad ante la Cruz, las palabras del Señor " mi yugo es suave y mi carga ligera " se hacen realidad cuando compartimos en solidaridad el peso con nuestros hermanos.  El peso disminuye porque nadie la tiene que llevar solo, así es la unión de corazones, así se da la Alianza de Amor.

Con la mirada de la espiritualidad de Schoenstatt fijémonos nuevamente en el pesebre, para depositar nuestras intenciones, anhelos, compromisos, profundamente arraigados en nuestro corazón y reflejándolos con nuestro estilo de vida mariano y nuestras actitudes heroicas en el diario vivir.

LECTOR III Nuestras hermosas tradiciones puertorriqueñas cobran verdadero valor cuando las disfrutamos a cabalidad pero tomando en cuenta nuestra historia y legado del Padre Fundador como Schoenstattianos. Sin estas verdades no tiene significado genuino la NAVIDAD PUERTORRIQUEÑA de los hijos "sencillos, fieles y tontos" del Padre Kentenich y la MADRE TRES VECES ADMIRABLE.  ¡ FELICIDADES, FROHLICHE WEIHNACHTEN !

Reparamos 

LECTOR I Rezamos juntos en reparación por todos los agravios que se cometen en contra de la Iglesia

Padre, por la expiación de su sangre preciosa,

Jesús nos reconcilie

Con tu corazón entristecido

Por cuanto hicimos sin el debido amor.

Considera a María como Abogada nuestra 

Y escucha su petición de Madre;

Recibe con benignidad sus méritos

Y míranos paternalmente.

P. José Kentenich. Hacia el Padre. Consagración Nocturna, est. 365, 366.

Coronamos

LECTOR II Presentamos la Corona a nuestra Reina y le decimos:

Querida Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable, Reina de la Alianza de Amor en la Victoriosidad Divina:

Desde hace ya tiempo te elegimos como Reina de nuestros corazones; [en este día], queremos ceñir una corona en tus sienes, justamente en este día en el cual han sucedido cosas tan importantes para nosotros. Te queremos coronar en agradecimiento por todo lo que nos has regalado hasta este momento. Queremos coronarte como la Reina de nuestros corazones. Por eso escucha nuestra petición, nuestra promesa, nuestro juramento: ¡Recibe la corona que Dios tenía preparada para ti desde toda la eternidad! Sí, recibe la corona como Reina de nuestro corazón. ¡Recibe la corona Reina de nuestro corazón! 

(P. José Kentenich, Coronación de María en Liebfrauenhöhe, 30 de mayo de 1966)



Reflexión

Peticiones

LECTOR III ANTE EL PESEBRE DEL NIÑO JESUS DEPOSITAMOS NUESTRAS INTENCIONES:

  • PARA QUE EL NIÑO DIOS ACEPTE LAS PRUEBAS Y SUFRIMIENTOS DEL PASADO AÑO Y LAS TRANSFORME EN PIEDRAS PRECIOSAS PARA LA CORONA DE SU MADRE.

TODOS : PADRE, CON AMOR VAMOS CONTIGO A SERVIR A LA IGLESIA

  • PARA QUE EL NIÑO DIOS DERRAME RICOS DONES SOBRE LA FAMILIA DE SCHOENSTATT EN PUERTO RICO Y EL MUNDO ENTERO.

  • PARA QUE EL NIÑO DIOS NOS CONCEDA LA GRACIA DE VIVIR NUESTRO LEMA DEL AÑO 1919 Y QUE PODAMOS CONQUISTAR MÁS ALMAS PRA LA IGLESIA.

  • PARA QUE CON NUESTRA SOLIDARIDAD EN UN SOLO CORAZON CON EL PADRE FUNDADOR LOGREMOS ALCANZAR SU CANONIZACIÓN 

  • PARA QUE EL NIÑO DIOS NOS REGALE LAS VIRTUDES QUE COMPONEN EL ORO QUE LE REGALARON LOS TRES SANTOS REYES PARA LA CORONA DE LA MATER

LECTOR I Oremos por los sacerdotes.



Oh Jesús que has instituido el sacerdocio para continuar en la tierra

la obra divina de salvar a las almas

protege a tus sacerdotes

en el refugio de tu SAGRADO CORAZÓN.

Guarda sin mancha sus MANOS CONSAGRADAS,

que a diario tocan tu SAGRADO CUERPO,

y conserva puros sus labios teñidos con tu PRECIOSA SANGRE.

Haz que se preserven puros sus Corazones,

marcados con el sello sublime del SACERDOCIO,

y no permitas que el espíritu del mundo los contamine.

Aumenta el número de tus apóstoles,

y que tu Santo Amor los proteja de todo peligro.

Bendice Sus trabajos y fatigas,

y que como fruto de su apostolado obtenga la salvación de muchas almas

que sean su consuelo aquí en la tierra y su corona eterna en el Cielo. Amén.

(Oración de Santificación por los Sacerdotes, de Santa Teresita del Niño Jesús)



Espiritualmente en el Santuario Original y unidos a toda la Familia de Schoenstatt en Puerto Rico y en el mundo entero, renovamos nuestra Alianza de Amor con la Madre, Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt diciendo: Oh Señora mía …